Medalla al Mérito Filatélico

Seguimos recogiendo la historia y evolución de algunas de las condecoraciones del Reino de España que están vigentes. En este caso rescatamos del olvido la Medalla al Mérito Filatélico, en donde se aprecia el deterioro que ha sufrido la ejecución de su diseño .

Creación:

Circular del 29 de agosto de 1951 (Diario Oficial de Telecomunicaciones y Correos número 2039)

Regulación actual:

Real Decreto 968/2002, de 20 de septiembre, por el que se adaptan las normas que regulan la Orden Civil del Mérito Postal y la Medalla al Mérito Filatélico a la estructura organizativa del Ministerio de Fomento:

Haz clic para acceder a A35140-35142.pdf

Orden FOM/2862/2004, de 30 de julio, por la que se aprueba el Reglamento de la Orden Civil del Mérito Postal y la Medalla al Mérito Filatélico:

Haz clic para acceder a A29904-29906.pdf

Categorías:

1951-1970: categoría única.

1970-1984: oro, plata y bronce.

1985-1996: no se concedió.

1997- actualmente: oro, realizada en plata con baño de oro fino; plata, realizada en plata suavemente oxidada y bronce, realizada en metal bronceado.

Tamaño: 50 mm. de diámetro.

Tipos:

Tipo 1 (1951-1984): con escudo de España anterior a la Ley 33/1981, de 5 de octubre en el reverso. Para más detalle ver el apartado de descripciones.

Tipo 2 (1997-2004): con el escudo de España regulado en la Ley 33/1981, de 5 de octubre en el reverso. Para más detalles ver el apartado de descripciones.

Tipo 3 (2004- ): nuevo diseño de anverso y reverso. Para más detalles ver en el apartado de descripciones.

Descripciones:

Tipo 1 y 2: Anverso: en el centro, busto de perfil de la Reina Isabel II sobre un símil de sello, orlado todo ello con la leyenda ISABEL II BAJO CUYO REINADO APARECIÓ EL 1.ER SELLO DE ESPAÑA. Reverso: en un lateral, representación del escudo de España, sobrepuesto a un símil del sello, y en el otro la leyenda AL MÉRITO FILATÉLICO. En la parte superior e inferior de la composición, dos figuras de paloma en actitud de vuelo.

Tipo 3: Anverso: en el centro el Escudo de España, rodeado por la leyenda: MEDALLA AL MÉRITO FILATÉLICO». Reverso: en la mitad izquierda, primer sello emitido en España durante el reinado de Isabel II. Superpuesto a este, sobre la mitad derecha otro sello de mayor tamaño de la primera serie básica, del Rey Juan Carlos I, orlado por dos líneas que recorren el perímetro y entre las que, en la mitad izquierda, se sitúa la leyenda: BAJO EL REINADO DE ISABEL II APARECIÓ EL PRIMER SELLO DE ESPAÑA. Sobre el sello de Isabel II, aparece grabado el año 1850 y debajo: Isabel II. Debajo del sello de Juan Carlos I, se observa la leyenda: 1976 y Juan Carlos I.

Historia y evolución:

La Medalla al Mérito Filatélico es concedida tanto a título personal, como a responsables de entidades u organizaciones nacionales, internacionales, ya sean públicas o privadas, como agradecimiento por su labor de estudio e investigación de la filatelia, así como por la difusión y propagación del coleccionismo de sellos de correos. Desde su implantación por Circular de la Dirección General de Correos y Telégrafos el 29 de agosto de 1951. La primera medalla se le concedió a Arturo Tort Nicolau en el año 1953.

Aunque en 1970 debido a la resolución del 20 de octubre, de la Dirección General de Correos y Telecomunicaciones se modificó la circular de 1951, para incluir tres categorías oro, plata y bronce.

En 1984 se concedieron las últimas Medallas al Mérito Filatélico, pasando más de trece años sin que fueran de nuevo concedida, con el consiguiente vacío que esto supuso dentro del ámbito filatélico, algo difícil de entender cuando durante esos años la filatelia en España alcanzó unas de sus cuotas de mayor popularidad, como se podría comprobar en los grandes eventos filatélicos que surgían por todo el país, las ferias y exposiciones se llenaban de enormes colas de aficionados y curiosos, que hoy en día llenan de nostalgia a más de un veterano coleccionista, cuando se recuerda esa bonita época.

Hasta 1997 no se aprobó el Real Decreto 863/1997 que modificaba algunas Ordenes y medallas, no volvió a concederse de nuevo la Medalla al Mérito Filatélico, la cual sufrió una modificación en el diseño de su anverso, siendo sustituido el escudo franquista por el que actualmente rige en España. Este decreto estaría en vigor apenas cinco años, pues en el 2002 debido a reajustes en algunos departamentos ministeriales y al traspaso de competencias a las comunidades autónomas, tuvo que sufrir algunas modificaciones en el Real Decreto 968/2002 del 20 de septiembre, que no afectaron a la medalla que siguió con el mismo diseño aprobado en 1997. Tras pasar dos años sin un reglamento de concesión propiamente dicho de la Medalla al Mérito Filatélico, este fue aprobado por Orden Fom/2862/2004 del Ministerio de Fomento el 30 de julio del 2004, dicha orden modifico el diseño de la medalla tanto en su anverso, como en su reverso, si bien respetó su tamaño 50 mm. y volvió a recuperar las tres categorías que se usaron desde 1970 a 1977.

(Fuente para esta breve historia: http://www.filaposta.com/foro/viewtopic.php?t=8793&start=50)

Relación de galardonados:

Medallas individuales al Mérito Filatélico otorgadas: https://fesofi.es/medalla-merito-filatelico/

Medallas colectivas al Mérito Filatélico otorgadas: https://fesofi.es/medalla-merito-filatelico-colectiva/

¡Por fin! un manual de falerística español

La CECEL (Confederación Española de Centros de Estudios Locales) edita un pequeño manual de Falerística, la ciencia que estudia las condecoraciones, las medallas y las insignias. Escrito por David Ramírez Jiménez y Antonio Prieto Barrio este libro, que es el número 8 de la colección de Apuntes de Ciencias Instrumentales y Técnicas de Investigación, cubre un vacío en el estudio de esta disciplina al abordar al falerística en toda su extensión.

Para más información:

VENTA GENERAL DE PUBLICACIONES

Librería Científica del CSIC,
C/ Duque de Medinaceli Nº 6, bajo.
Tfno: 914295684
Email: libreria@ch.csic.es
Web: Publicaciones CSIC

Marcial Pons, Libreros,
Plaza del Conde del Valle Suchil, 8, Madrid.
Tfno: 914484757; Fax: 915931329
Email: atencion@marcialpons.es
Web: http://www.marcialpons.es/

Las insignias de la Orden Civil de Alfonso XII. Dudas , aclaraciones y erreores heredados

Os dejamos un artículo del experto coleccionista Emilio Montiel Fernández publicado en la revista OMNI que trata de resolver muchas dudas y errores, arrastrados en el tiempo, sobre las distintas clases, variantes y modelos de fabricación que existen de la Orden Civil de Alfonso XII de la cual se cumple, este año, 120 años de su creación.

La Orden Civil de Alfonso XII cuya primera regulación se estableció por real decreto el 23 de mayo de 1902, tenía como finalidad premiar los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación.

Enlace al texto completo del artículo en la pág. 261 del nº 16 de la revista OMNI. Revista de numismática:

http://www.wikimoneda.com/OMNI/revues/OMNI_16.pdf

¿Como saber de qué época es un Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica del Reino de España?

Dentro de nuestra labor didáctica os dejo la siguiente imagen que os permitirá, de manera aproximada, fechar la Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica. Tan solo hay que fijarse en el medallón que aparece en el brazo superior de la cruz (diferentes coronas e iniciales) y, por supuesto, hay que analizar otros aspectos de fábrica.

El collar y cruz de oro del Duque de Wellington

Hoy os mostramos una curiosidad, poco conocida que pertenece al gran número de honores y distinciones que recibió en vida Arthur Wellesley, I duque de Wellington, I marqués de Douro, I príncipe de Waterloo, I duque de Ciudad Rodrigo, vizconde de Talavera de la Reina y grande de España. Se trata del collar y cruz de oro honorífico que le otrogó el príncipe regente del Reino Unido.

El collar está compuesto por leones de oro alternos y medallones ovalados que muestran la insignia de la Unión en esmalte, bordeadas por una corona de hojas de roble. En cada medallón, en la barra horizontal de la Unión, está el nombre de una batalla, el medallón que lleva el nombre de «Waterloo» está en la parte inferior. Debajo de este medallón de «Waterloo» pende una corona real de la que cuelga una cruz de oro de diseño similar a la Cruz de Oro del Ejército, también conocida como Cruz de Oro Peninsular, pero mucho más grande, y con la figura de la Victoria en el anverso y un león en el reverso. El collar se mantiene unido por dos cadenas de eslabones largos unidos arriba y abajo a los leones y medallones. Los leones y los medallones tienen aproximadamente dos pulgadas de largo. Los nombres en las medallones son los siguientes: (desde la derecha) – CIUDAD RODRIGO, BADAJOZ, SALAMANCA, VITTORIA, TOULOUSE, PYRENEES, NIVELLE, ORTHES, NIVE, WATERLOO. La cruz es de Malta, de dos pulgadas y media de ancho, con bordes ornamentales; de un lado hay una figura de Victoria y del otro un león. En los cuatro brazos de la cruz, en el lado que lleva la figura de la Victoria, están los nombres de las siguientes acciones: ROLEIA y VIMIERA, TALAVERA, BUSACO, FUENTES D ‘ONOR. Estos, junto con los nombrados en el collar, son las acciones en las que estuvo presente el Duque. En los bordes de los dos lados y en la parte inferior de la cruz está la inscripción «Mariscal de campo Arthur, Duque de Wellington». El collar se encuentra entre las reliquias de Wellington conservadas en Apsley House. Damos la referencia que aparece en el catálogo de objetos pertenecientes al Duque de Wellington: «Collar triunfal de oro macizo y esmaltado, compuesto de leones y medallones alternativos (cada uno de los últimos con el nombre de una batalla inscrito en él), con insignia o cruz adjunta. Presentado a Su Excelencia por Su Majestad el Rey Jorge IV cuando era Príncipe Regente, poco después de la Batalla de Waterloo «. Sir Albert W. Woods, Rey de Armas de la Jarretera, tenía en su poder un memorando relativo al collar elaborado por Sir George Nayler, para Sir William Knighton, Baronet, Guardián del Monedero Privado de Jorge IV. El memorando no tiene fecha, pero evidentemente no fue escrito hasta después de la muerte del Duque de York (5 de enero de 1827). Afirma que en el año 1814, siguiendo las órdenes de Su Majestad, entonces Príncipe Regente, se prepararon dibujos bajo la dirección de Sir George, de un collar destinado a ser presentado al Duque de Wellington, en conmemoración de las gloriosas victorias alcanzadas personalmente por Su Excelencia en la Península, y Su Majestad tuvo el agrado de aprobar un collar compuesto por leones de Inglaterra y la insignia de la Unión del Reino Unido (cuya insignia había sido otorgada antes por Su Majestad como un aumento en el escudo de armas del Duque), teniendo en el centro de la cruz de San Jorge los nombres de diez de esas batallas estas se inscribieron, tal como los lucía Su Excelencia en broches de oro en la Cruz de Oro del Ejército. Posteriormente se añadió al collar, en cumplimiento del placer de Su Majestad, una cruz colgante, inscrita con los nombres de las otras cuatro batallas en la cruz de oro militar que lleva Su Excelencia, que tiene en el centro, en un lado, una figura de la Victoria, y al otro lado un león británico. En el presente memorándum, Sir George Nayler entrega el collar y la cruz al Rey, con una humilde solicitud de las amables órdenes de Su Majestad con respecto a ellos». Por lo tanto, no hay duda de que la idea del collar se originó antes de la batalla de Waterloo, aunque por alguna razón no entró en vigor hasta más de diez años después de esa batalla. Por lo tanto, el collar debería haber sido descrito como presentado al duque de Wellington por Jorge IV, y no por el príncipe regente como se dijo. Sir Albert Woods poseía también un dibujo detallado en color del collar y la cruz, junto con un boceto a pluma y tinta realizado por Sir G. Nayler, que muestra que con toda probabilidad él fue el diseñador de toda la condecoración. Se entiende que el collar fue confeccionado para el Rey por los señores Rundell y Bridge, de Londres.

Bibliografía: «The gold collars, medals and crosses granted to british officers by the crown of Portugal in the Peninsular War» by Charles Winter

https://www.britnumsoc.org/…/pdfs/1916_BNJ_12_11.pdf

La alianza hispano-británica en la Guerra de la Independencia: la medalla de Begur y Palamós (1810)

La Medalla «Bagúr» (sic) y Palamós fue otorgada por el Gobierno de España (Junta Superior de Cataluña) a los oficiales, marineros e infantes de marina de S.M. británica que formaban la tripulación de los barcos Kent, Ajax y Cambrian como recompensa por la ayuda que prestaron a los españoles en su intento de expulsar a los franceses de Cataluña en septiembre de 1810.

En Begur, los españoles con la ayuda de los marineros británicos, derrotaron a un destacamento francés y destruyeron una batería, y en el ataque a Palamós, con la cooperación de los barcos, los franceses fueron nuevamente derrotados y el lugar ocupado.La medalla fue otorgada en oro y plata, con tan solo 8 medallas de oro y medía 45 mm. de diámetro.En el anverso ostentan los escudos coronados de España y Gran Bretaña colocados uno al lado del otro, rodeados de sus respectivas banderas. Una inscripción debajo dice «ALIANZA ETERNA.», rodeada por una corona de laurel.El reverso muestra la inscripción «BAGÚR 10 de Setiembre 1810» «PALAMÓS 14 de Setiembre 1810» y, encerrada por un círculo, «GRATITUD DE ESPAÑA A LA INTREPIDEZ BRITANICA».La cinta es roja con bordes amarillos.

Para saber más sobre está medalla y las acciones militares aludidas os remitimos a este magnífico artículo, en catalán, de Jonathan Stark:

https://www.raco.cat/…/EBE/article/download/272922/361144

Medalla de los defensores de Teruel (1874)

Instituida: Decreto de 14 de julio de 1874 (publicado en la Gaceta de Madrid del 15 de julio):

https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE//1874/196/A00129-00129.pdf

Por Orden de 7 de julio (sic ya que quizá sea una errata y tendría que ser 7 de agosto pero dejo la fecha que aparece en la Gaceta) de 1874 (publicada en la Gaceta de Madrid del 9 de agosto) se dispone que la medalla concedida a los defensores de Teruel, por decreto de 14 de Julio último se haga a expensas del Estado:

https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE//1874/221/A00345-00345.pdf

Todas estas disposiciones legislativas estaban firmadas por el último Presidente del Poder Ejecutivo de la Primera República el capitán general Don Francisco Serrano y Domínguez, Duque de la Torre.

Campaña: tercera guerra carlista (1872-1876).

Pasadores: sin pasadores.

Metal: bronce.

Tamaño: 35 mm., 3,5 de grosor y peso de 24,84 gr.

Leyenda: Anverso: * A LOS DEFENSORES DE TERUEL LA PATRIA AGRADECIDA * / 3 DE JULIO DE 1874. Las armas de la ciudad de Teruel. En campo libre, a la izquierda G. SELLAN F. (que quiere decir Gregorio Sellán fecit – Gregorio Sellán la hizo). Reverso: dentro de corona de hojas de laurel A LA / MUY NOBLE, FI / DELISIMA, VENCE / DORA Y HEROICA / CIUDAD DE / TERUEL. Debajo G. S. (siglas del grabador Gregorio Sellán).

Nota: De esta medalla hay una variante: medalla de bronce ovalada de 16 por 20 milímetros. Argolla y corona ducal. Anverso: A LOS DEFENSORES DE TERUEL LA PATRIA AGRADECIDA / 3 DE JULIO DE 1874. Las armas de la ciudad de Teruel en tres óvalos timbradas de un murciélago. Primero: cuatro palos de gules. Segundo: de azur, un toro parado de oro terrasado de sinople y surmontado de una estrella también de oro de ocho puntas. Tercero: de gules, dos cañones de sable sin cureñas colocados en aspa con balas de munición del mismo color en lo bajo y en lo alto una granada ardiente de plata. Reverso liso. De esta medalla también se hicieron versiones de mano. Gregorio Sellán obtuvo por esta medalla una mención honorífica del Ministerio de Hacienda.

Cinta: con los colores nacionales, rojo, amarillo y rojo.

Ataque de Teruel (GUERRA CARLISTA).– A las diez de la noche del 3 de julio de 1874, 6.000 carlistas, mandados por D. Alfonso de Borbón y el general Marco de Bello, con alguna caballería y una pieza de artillería , se presentaron frente a dicha villa y ocuparon desde los primeros momentos el arrabal, los cerros de Santa Bárbara y el cementerio. El brigadier gobernador militar D. Jacinto Santa Pau y la guarnición, compuesta de unos 2.000 hombres, casi todos de la milicia, pues no había más fuer zas del ejército que 190 guardias civiles y otros 150 soldados de la reserva y artilleros, que servían las cuatro piezas de dotación de la plaza, sabían los intentos de los carlistas desde dos días antes, y estaban, por tanto , bien preparados para defenderse, llenos de entusiasmo por la causa liberal, como lo habían demostrado los habitantes todos, levantando a su costa las fortificaciones, que constituían un pequeño recinto bien flanqueado por todas partes, siendo el único punto débil el que mira al arrabal. A favor de la oscuridad pudo el enemigo romper la muralla y perforar las casas contiguas al sitio conocido por Corral de Roquillo, penetrando de unas en otras; mas reforzados los defensores de aquella parte con una compañía de la Guardia civil mandada por el capitán D. José Gayá, se contuvo el avance de los carlistas, sin que Villalain, encargado del ataque por la puerta del Tozal, o sea por el centro, se decidiese á dar el asalto viendo la energía que desplegaban los liberales en la defensa. Entre tanto, Marco de Bello, al frente del primero de Aragón, sostenía con gran valor el combate por la derecha, experimentando muchas bajas al querer pasar el puente, batido desde la muralla con terrible fuego; mas como los sitiados se sostuvieron denodadamente en sus puestos toda la noche, los contrarios se retiraron al hacerse de día, dejando abandonadas las dos compañías que habían conseguido penetrar en la ciudad. Entonces trataron los liberales, a su vez, de atacar las casas ocupadas por los carlistas, y aunque lo tortuoso de las calles inmediatas impedía la colocación de la artillería, el teniente de dicho cuerpo D. Manuel Bonet, de mostrando un arrojo superior a toda ponderación, colocó una pieza, completamente al descubierto, a treinta pasos de distancia del enemigo, y causó en los dos primeros disparos algún destrozo en las casas, con lo cual comprendiendo los carlistas era inútil la resistencia, se rindieron a discreción sin esperar el tercer cañonazo, quedando prisioneros dos capitanes, 10 oficiales, 15 sargentos y 146 individuos de tropa, bien vestidos y armados. El enemigo continuo a la vista de Teruel todo el día y noche del 4, tiroteándose con la guarnición, y al amanecer el 5 se retiró en dirección á Corbalán, llegando poco después, a las nueve de la mañana, la columna Iriarte, y a las cinco la de Lasso. Los carlistas experimentaron unas 150 bajas, además de los prisioneros: los defensores sólo tuvieron cuatro muertos y 15 heridos, entre ellos el capitán D. Agustín Gudel y Lacambra, secretario del Gobierno militar, que fue víctima de su extra ordinario arrojo. El Gobierno concedió a Teruel el título de Heroica y a sus defensores el uso de una medalla que se creó para conmemorar dicho glorioso hecho de armas.

La única medalla española de la Primera Guerra Mundial: la Medalla de los Voluntarios Catalanes (1914-1918)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 165277400_1561847547348187_615891528933594074_n-1.jpg

Sabemos que España se mantuvo al margen de los dos conflictos mundiales del siglo XX pero, aún así, en ambos se produjo la participación de varios grupos de voluntarios españoles. En el caso de la Primera Guerra Mundial en 1916 el Comité de Hermandad con los Voluntarios Catalanes (Comitè de Germanor amb els Voluntaris Catalans), reclutó un contingente de diez mil voluntariós catalanes, para ser integrados en una Legión de Voluntarios Catalanes dentro del ejército francés. Al finalizar la guerra, se encargó al escultor Juli Vallmitjana el diseño de una medalla que se entregaría a los Voluntaris, en reconomiento a su lucha en Francia. Con el tiempo, ésta se convertiría en una de las condecoraciones no oficiales de la Primera Guerra Mundial más buscadas entre los coleccionistas galos.

Sigue leyendo