La Orden de África

Placa_Gran_Oficial

A medida que nos adentramos en el estudio de las distinciones y honores vigentes en España, nos sigue sorprendiendo algunas anomalías normativas. Un ejemplo es la referida a la Orden de África (con anterioridad Orden Civil de África), una condecoración que se incluye en aquellas que explícitamente no han sido oficialmente derogadas, que sepamos, y  que no se otorga desde 1977.

No fue hasta la tardía fecha de 1933 cuando se consideró la necesidad de crear una distinción civil que premiara los servicios desempeñados en la zona del Protectorado español (ya existían varias en el ámbito militar).

Esta decisión fue asumida por el gobierno de la II República que en la exposición de motivos para la creación de esta Orden establecía que: «el impulso dado a la  acción colonizadora y por el hecho que la pacificación de Marruecos implica que los méritos a premiar sean de carácter especialmente civil».

La Orden Civil de África (denominación oficial) se destinó a premiar los méritos contraídos por los ciudadanos de uno y otro sexo, en el ejercicio de las actividades beneficiosas para el interés público de la zona española de Marruecos, en los territorios coloniales de África y, en general en el continente africano.

Por motivos análogos y por razones de reciprocidad, podía también ser concedida a extranjeros, estando obligados estos a devolver las insignias de la Orden a la Presidencia del Consejo de Ministros, y en concreto a Dirección General de Marruecos y Colonias, a su fallecimiento.

Grados e insignias

La Orden Civil de África constaba de los siguientes grados: Banda, Placa, Encomienda, insignia de Oficial, insignia de Caballero, Medalla de plata y Medalla de bronce.

Las insignias de la Orden Civil de África simbolizaban a la metrópoli, a las colonias españolas y la zona española de Protectorado en Marruecos.

En el reglamento de la Orden aprobado el 26 de octubre de 1933 (Gaceta del 31 de octubre), se recogía a su vez la descripción pormenorizada de estas insignias para las diferentes categorías.

Para la categoría de Banda, se componía de una cinta de seda de colores morado y verde, por mitad, uniendo los extremos de dicha banda un lazo de la misma clase de cinta, del que pendía la venera de la Orden. Esta venera se formaba por una circunferencia de esmalte blanco, rematada en la parte superior por la corona mural de oro; como fondo, y sobre ópalo, iban unas hojas de pita y sujetas por un lazo de esmalte morado en la parte inferior del mismo, hojas verdes de nipa, y entre estas y aquellas se situaba una reducción del escudo nacional. Por bajo del lazo de esmalte morado se ubica una media luna plateada. Esta venera se colocaba sobre una estrella de ocho puntas con ráfagas de oro.

Para la clase de Banda, el modelo de insignia era el mismo que el anteriormente descrito para la venera, pero colocada sobre una estrella de ocho puntas con ráfagas de plata.

Placa_Gran_Oficial

boarep

Placa y banda de la categoría de Banda de la Orden Civil de África.

En la encomienda la venera se empleaba pendiente del cuello por una cinta de los colores señalados para la Banda. Los Oficiales y Caballeros llevaban una insignia pendiente de un pasador con los colores citados. En los Oficiales la insignia será de oro y en los caballeros de plata.

Foto 2

Insignia de la categoría de Comendador de la Orden Civil de África.

Por último, las insignias de las medallas son de plata y bronce, respectivamente, llevando en relieve la venera descrita.

Foto 3

Medalla de plata de la Orden Civil de África.

Consejo de la Orden y concesión

La Orden Civil de África estaba radicada en la Presidencia del Consejo de Ministros,  Dirección General de Marruecos y Colonias, y su despacho estaba a cargo de un Consejo, cuya presidencia honoraria la ostentaba el Presidente de la República, y la efectiva el Presidente del Consejo de Ministros.

El Consejo se componía de cuatro caballeros con Banda más antiguos de nacionalidad española; actuaba de Vicepresidente el subsecretario de la Presidencia del Consejo de Ministros; de Tesorero-Contador, el director general de Marruecos y colonias, y de secretario, un diplomático destinado en  la Dirección General de Marruecos y Colonias.

5333941597_2b0c19a8a3_b

Palacio de Villamejor (Madrid), sede de la Presidencia del Gobierno entre 1914 y 1977.

El ingreso en la Orden Civil de África era aprobado por el Presidente de la República, para lo cual el Presidente del Consejo de Ministros sometía a su firma la lista de candidatos, requiriéndose solamente el acuerdo previo del Consejo de Ministros, para conceder las categorías de Banda de la Orden. El expediente de concesión era instruido por la Presidencia del Consejo de Ministros a través de la Dirección General de Marruecos y Colonias, una vez aprobada la concesión esta Dirección General trasladaba el expediente al Ministerio de Hacienda de aquellas que estuvieran sujetas a pago de impuestos, para que se expidiera el oportuno título que era firmado por el Presidente de la República, la del Presidente del Consejo de Ministros y el Secretario de la Orden.

En el caso de la concesión de medallas de plata y bronce el título estaba rubricado, únicamente por el Secretario de la Orden.

La comisión de algún delito doloso, que supusiera un deshonor, provocaba la instrucción del expediente para desposeer al interesado de su derecho a título y uso de la insignia correspondiente.

La Orden Civil de África dejo de conferirse, aunque no de forma expresa, al finalizar la Guerra Civil, al considerarse una creación republicana, situación que se mantuvo hasta la reorganización  del año 1950.

Año 1950: la Orden de África

Por decreto de 11 de noviembre de 1950 se dispuso la modificación del reglamento de la Orden Civil de África, y revitalización, de la distinción, que en lo sucesivo pasó a denominarse Orden de África. La justificación del cambio estuvo motivada por la intensificación de la actividad africana realizada en los años precedentes a este reajuste por españoles e indígenas tanto en la zona del Protectorado de Marruecos, como en las colonias de África Occidental y Guinea.

Las principales modificaciones afectaron a la extensión de la Orden también al personal militar, tanto metropolitano como indígena, en el ejercicio de las actividades beneficiosas para el interés público en el continente africano.

Se estableció como Gran Maestre de la Orden, al Jefe del Estado y las categorías se reajustaron y asimilaron (decreto de 18 de enero de 1951) a la siguiente escala: Gran Oficial correspondiente a la antigua Banda, Comendador con Placa equivalente a la anterior Placa, Comendador que era asimilado a la antigua Encomienda, Oficial a Caballero Oficial y Medalla de Plata a Caballero Medalla de Plata.

El Consejo de la Orden estaba presidido por el Gran Maestre y constituido por un Canciller, seis Caballeros Gran Oficial, seis Caballeros Comendadores y un Caballero Oficial, secretario.

Archivo:Carlos Asensio Cabanillas.jpg

El teniente general Carlos Asensio Cabanillas fue nombrado Canciller de la Orden de África el 11 de agosto de 1953 (foto de 1940 cuando era general de brigada). El  15 de febrero de 1951  se le concedió la insignia de Gran Oficial de la Orden de África

Se fijó la edad mínima de dieciocho años para poder pertenecer a la Orden.

Como cargos de la Orden de África, el Gran Maestre era el encargado de nombrar y revocar al Canciller, que estaba auxiliado por un secretario elegido entre los caballeros de la Orden y nombrado y revocado a instancia del Canciller, cuya sede estaba radicada en la Presidencia del Gobierno

Se modificaron igualmente, el modelo de las insignias, así para la categoría de Gran Oficial, sus distinciones estaban constituidas por banda y placa. La banda formada por una cinta de moaré de cien milímetros de ancho, de color verde , con perfiles rojos de seis milímetros de ambos bordes, cuyos extremos se reunían en un lazo de la misma clase de la cinta, de la que pendía la venera de la Orden. Esta estaba formada por un aro dorado de dos milímetros de ancho y cuarenta milímetros de diámetro exterior, rematada en la parte superior por una anilla para colgarla del lazo que une los extremos de la banda; como fondo y sobre el ópalo irán unas hojas de pita, y en la parte inferior y unidas por una lazo de esmalte rojo otras hojas verdes de nipa; entre unas y otras llevarán una reducción del escudo nacional y debajo del lazo una media luna plateada que apoyaba sus extremos en los del lazo.

Foto 4

e_7467

Placa y banda de la categoría de Gran Oficial de la Orden de África.

La placa que ostentará los Caballeros Gran Oficial en el lado izquierdo del pecho, estaba constituida por una venera igual a la antes descrita, pero con el aro de esmalte blanco en lugar de dorado sobre una estrella de ocho puntas de ráfagas de oro de setenta y cinco de milímetros máximo.

La insignia de Comendador con Placa, constaba de una venera igual a la descrita con anterioridad, para ser ostentada pendiente del cuello de una cinta de treinta y tres milímetros de ancha, con los mismo colores de la banda, a la escala correspondiente, y de una placa, consistente en una venera sobre una estrella de ocho puntas de ráfagas de plata de setenta y cinco milímetros de diámetro máximo, que se ostentará en el lado izquierdo del pecho.

Placa y cinta del cuello de la categoría de Comendador de la Orden de África.

Para la categoría de Comendador, la insignia era igual a la anterior pero sin placa, mientras que para el Oficial los elementos distintivos estaban formados por la venera de la Orden pendiente de un pasador mediante cinta de treinta y tres milímetros de ancha, con los colores de la banda, que se ostentaba en el lado izquierdo del pecho.

Foto 5

Encomienda de la Orden de África.

La medalla era de plata llevando en relieve la venera descrita de un pasado por medio de una cinta de idénticas características a la insignia de Oficial.

 

Foto 6

Medalla de la Orden de África.

 

En cuanto a la concesión y separación de la Orden seguía los mismos preceptos establecidos con anterioridad a adaptados al organigrama oficial.

No podemos dejar de recordar que por decreto de 11 de agosto de 1953 se nombró Canciller de la Orden de África al Teniente General don Carlos Asensio Cabanillas y a los primeros miembros de su Consejo.

Las concesiones se mantuvieron de forma regular hasta el año 1977, ya con S.M. el Rey Don Juan Carlos I como Gran Maestre de la Orden, y más concretamente hasta el 24 de junio de ese año en que se concedió la máxima categoría de la Orden al diplomático Pedro López de Aguirrebengoa.

 BIBLIOGRAFÍA

  • Decreto de 28 de octubre de 1933 creando y reglamentando la Orden Civil de África (Gaceta de 31 de octubre).
  • Decreto de 11 de noviembre de 1950 por el que se modifica el Reglamento de la Orden Civil de África que en lo sucesivo se denominará Orden de África (BOE de 17 de noviembre).
  •  Decreto de 18 de enero de 19 el que se asimilan los antiguos grados de la Orden Civil de África con las categorías de la actual Orden de África (BOE de 22 de enero).
  •  Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila y Fernando García-Mercadal y García-Loygorri. Las Órdenes y Condecoraciones civiles del Reino de España. Madrid, 2001.
  •  Antonio Prieto Barrios: http://www.coleccionesmilitares.com/
Anuncios

2 comentarios en “La Orden de África

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s