La primera condecoración de Churchill fue española

churchill_admiralty

Por David Ramírez Jiménez

Uno de los acontecimientos más curiosos en la guerra hispano-cubana conocida como Guerra de Independencia de Cuba (o la Guerra de 1895) fue la presencia de Winston Churchill. Durante ese conflicto, Churchill estaba reuniendo información como observador militar, e incluso hay algunos estudiosos que consideran que la información sobre las tácticas y los métodos utilizados por los españoles se puso en práctica en la posterior Guerra Bóer, y condujo a la eventual victoria de las fuerzas británicas en esa Guerra Sudafricana.

Churchill había sufrido varios problemas de salud antes de su salida de la Real Academia Militar en Sandhurst, pero su ambición iba más allá de los límites de una carrera militar. Incluso a esa edad (20 años), Churchill ya estaba pensando seriamente en emprender una carrera política, con la esperanza de resarcir a su padre, una figura destacada en el Partido Conservador, que había tenido una calamitosa caída antes de que finalmente sucumbiera a la enfermedad y muriera en enero de 1895, el mismo mes en que Churchill dejó Sandhurst.

800px-Winston_Churchill_1874_-_1965_ZZZ5426F.jpgEl segundo teniente Wintston Churchill con el uniforme de húsar (año 1895).

El recién licenciado oficial marchó a Cuba, acompañado por su amigo Reginald Barnes, también militar, en donde fue recibido por el capitán general Arsenio Martínez Campos, e insertado en el Estado Mayor de una columna móvil a cargo del general de división Álvaro Suárez Valdés, así, el conflicto cubano le dio al joven oficial la oportunidad perfecta para poner a prueba su valía.

Además del deseo de hacerse un nombre, su viaje tenía otras motivaciones, no menos importantes. Churchill quería ser reconocido como alguien que tenía un coraje personal de alto nivel y por ello necesitaba exponerse en un conflicto y, por otra parte, tenía unas instrucciones del director de la inteligencia militar británica consistente “en recopilar información y estadísticas sobre varios puntos”, y en particular sobre el nuevo fusil español que se estaba usando (el Mauser), lo que dio a su visita una categoría cuasi oficial, que incluso podría ser aprovechada para progresar en su incipiente carrera militar.

La aventura cubana de Churchill satisfizo su deseo de experimentar de primera mano la emoción de la batalla. Según el propio relato de Churchill, fue atacado el 30 de noviembre, de 1895 en Arroyo Blanco (Sancti Spíritus) el mismo día que cumplía veintiún años: “En ese día, por primera vez, escuché fuertes disparos y oí como las balas golpeaban en carne y silbaban en el aire”, recordó más tarde. Hay dudas si realmente este incidente ocurrió en el cumpleaños de Churchill, o unos días más tarde, pero de lo que no hay duda es que en varias ocasiones Churchill estuvo involucrado en enfrentamientos directos con el enemigo, logrando evitar ser herido.

El general Álvaro Suárez Valdés  a cuyo mando se encontraba Winston Churchill.
Action2Dec95lodef-1024x576Boceto que Churchill hizo del primer combate en el que participó.

En una ocasión, Churchill relata cómo, después de haberse acostado, durante la noche, “pronto me despertaron unos disparos […] Una bala atravesó la paja de nuestra choza y otra hirió a un ordenanza que estaba fuera. A medida que la columna avanzaba, fue sometida a continuos tiroteos por parte de la guerrilla, haciendo la marcha muy complicada para todos”.

Finalmente, la columna logró su objetivo de expulsar a los guerrilleros de sus posiciones y capturar el territorio. Al acercarse el final de la lucha, Churchill regresó a La Habana para emprender el viaje de vuelta a Londres, entusiasmado con la experiencia.  Fue en la Cuba de 1895 cuando Winston Churchill realmente alcanzó la mayoría de edad, a pesar que su estancia en la isla fue de tan sólo 15 días (se marchó de La Habana el 14 de diciembre de ese año).  Por su actuación en la batalla el alto mando español en Cuba solicitó para él –y para Barnes– la concesión de la Cruz Roja al Mérito Militar. “No he disparado un solo tiro de revólver. He sido miembro del Estado Mayor del general Valdés por cortesía, y soy condecorado con la Cruz Roja únicamente por cortesía”, aseguró a los medios de comunicación. La propuesta de concesión fue cursada el 6 de diciembre de 1895 y concedida el 25 de enero de 1896 siendo esta la primera condecoración que obtuvo en su larga vida. 106075665-001

Reseña del New York Times del 6 de diciembre de 1895 donde se alude a los dos soldados británicos  (Chuchill y Barnes) que combatieron en Cuba.

 

La cruz de primera clase de la Orden del Mérito Militar con distintivo rojo.  

Esta Orden había sido creada por Real Decreto de la Reina Isabel II el 3 de agosto de 1864, con dos distintivos: el rojo para recompensar méritos guerra, y el blanco para premiar otros servicios. El Real Decreto de creación establecía que la primera clase (de las cuatro que se componía la Orden) y que era el grado más bajo, se concedería a cadetes, subtenientes o alféreces, tenientes o capitanes. La medalla que se otorgó a Churchill tenía el siguiente diseño: era una cruz sencilla de cuatro brazos iguales, en el anverso el escudo con las armas Reales en el centro (contracuartelado de castillos y leones, la granada en punta y escusón central con tres flores de lis) y la corona sobre el brazo superior, descansando en un rectángulo de oro que llevaba inscrito el título de la campaña, la fecha del hecho de armas o de la concesión, si esta fuese por otro motivo. En el reverso el medallón central esmaltado en blanco, incluye entrelazadas las letras MM (Mérito Militar) en dorado. La cruz estaba esmaltada de rojo al ser concedida por mérito de guerra, y se llevaba al pecho pendiente de una cinta de seda roja con lista blanca en el centro, igual a la tercera parte de su ancho.

nw3KcVS

Copia de nw3KcVS

Curiosamente esta distinción no sería la única condecoración española que Churchill lució sobre su pecho. Posteriormente, en 1914, cuando era Primer Lord del Almirantazgo el Gobierno español le concedió la Medalla de la Campaña de Cuba (1895-1898).

                              campcuba1899a.jpg    campcuba1899r

Medalla de la campaña de Cuba (1895-1899).

Copia de nw3KcVS

Esta medalla fue creada por Real Decreto del 1 de febrero de 1899 (Gaceta de Madrid del 2 de febrero) en categoría única en bronce, para conmemorar la actuación del Ejército y de la Armada en la Campaña de Cuba y como recompensa al personal que participaron en ella. La medalla es circular, con unas medidas aproximadas de: 49 mm. x 36 mm.,y un peso de 17.1 gr.  Está rodeada por una corona de laurel y prendida a la cinta (formada por lista de colores azul y rojo alternadas) mediante una corona real articulada, en dorado. En el anverso figuran los bustos superpuestos de la Reina Regente y de su hijo el Rey con la inscripción CAMPAÑA DE CUBA 1895-1898. En el reverso figura la cifra Real de Alfonso XIII con la inscripción AL EJÉRCITO EN OPERACIONES. Como nota curiosa los requisitos para concederse esta medalla eran: haber permanecido seis meses de operaciones de campaña y haber asistido a un hecho de armas; haber permanecido tres meses de operaciones y haber participado en tres hechos de armas o bien haber prestado servicio dos años en aquella Antilla durante la campaña o navegando por aguas de la misma en buques de la Armada y en igual tiempo. ¿Cumplía Wiston Churchill con estos requisitos o fue más bien una nueva condecoración de “cortesía”?

BIBLIOGRAFÍA:

  • Klepak, Hal: Churchill Comes of Age: Cuba 1895. London: History Pr Ltd, 2015.
  • Martínez Viquiera, Luis Felipe: La primera batalla de Churchill. Revista “Ejército: de tierra español, Nº 768 (2005), págs. 98-101.
  • Russell, Douglas S.: The Orders, Decorations and Medals of Sir Winston Churchill. Washington: Rt. Hon. Winston S. Churchill Society, 1990.
  • Russell, Douglas: Churchill – Soldier: the military life of a gentleman at war. London: Bassey’s, 2005.
  • Russell, Douglas: The Orders, Decorations and Medals of Sir Winston Churchill, Washington DC, Rt. Hon. Winston S. Churchill Society, 1990.
  • Gaceta de Madrid.

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “La primera condecoración de Churchill fue española

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s